Querencia carnal




En el autismo de la noche

Cuando el verso se calma

para vomitar solo prosa

Cuando se guarda el ajedrez

para jugar a las damas

Cuando la mirada se posa

en los prostíbulos de internet

Cuando buscas esclavas

y prefieres el negro al rosa

Cuando el verbo yacer

se conjuga en la cama

Cuando las putas son diosas

que te hacen enloquecer

 

y la querencia carnal

con el delirio se desposa

para luego fallecer

 

En el autismo de la noche

Donde habita la clausura

sin color, sin verbo, sin diosas

Donde desnudas tu ser

para que descanse el alma

Donde repliegas las alas

esperando el amanecer

Donde la palabra es muda

y los silencios baladas

Donde la llama de ayer

se despertó viuda

Donde una brisa de cenizas

será viento al anochecer

 

para volver a las miradas

que se esconden lascivas

tras los prostíbulos de internet

 


« uVe.arias »

Comentarios